La terapia Gestalt es una corriente humanista desarrollada por el psiquiatra Fritzs Perls, la psicóloga Laura Perls y el sociólogo Paul Goodman, donde hacen hincapié en el “aquí y ahora” con el fin de buscar la madurez y el crecimiento, para que la persona se haga cargo de sí mismo, mediante autoapoyo.

Es decir, el individuo debe ser consciente de su presente, para buscar la integración, autorrealización y el desarrollo de su potencial humano.

El objetivo es que la persona pueda liberarse de bloqueos, asuntos no resueltos y experiencias obsoletas.

Rechazo, rabia, miedo, alegría, son sentimientos de los cuales un paciente debe darse cuenta, para que pueda aceptar lo que está viviendo en ese momento y encontrar soluciones.

Además debe responsabilizarse de lo que viva, sin culpar a los demás o a su entorno, para que comience un desarrollo personal, para que sea capaz de cambiar y tomar el rumbo de su vida.

La terapia Gestalt es una opción para tener buena salud emocional.